Adolfo Patiño

Entrevista, 1997

Resumen


En los años sesentame acuerdo de las acciones de Alejandro Jodorowsky en el programa de televisión que se llamaba Orfeón a go-go. Digamos que éste es uno de los momentos que me influyen, en el sentido de que me da gusto ver música viva, actuada, hacer; como lo que significa realmente la palabra inglesa: performance, no representación, no obra teatral; me gustaba un poco pensar en eso, ver a la gente cantar, tocar su música y hacer sus dengues. Y Jodorowsky hizo una acción con unas vedettes encerradas en unas bolsas de plástico, de ésas de colchón, grandotas. De repente una de ellas estaba bailando y que se desmaya, cae; lógicamente no hay oxígeno dentro. Está bailando frenéticamente, cae y aparece un luchador, rompe la bolsa, la saca, la carga, entonces ella se reanima, se para y sigue bailando y con el luchador precisamente. En la otra acción famosísima empieza a aporrear el piano, a tocar y lo empieza a golpear y golpear, saca un hacha y lo destruye, una acción que sé que tiene antecedentes en el dadaísmo con todo el sentido de destruir para construir. Se trataba de destruir una creación para contemplarla desde otro punto de vista.


Texto completo:

PDF


© Diecisiete, teoría crítica, psicoanálisis, acontecimiento, 2011 - 2015