Liberalismo, liberación de las pasiones, pulsiones, tráficos

Dany-Robert Dufour

Resumen


Partiré aquí del término de “pasión” por lo entrañable que resulta para el filósofo que soy. En efecto, se halla en el centro de la teoría antigua del alma, la psique de Platón. En el Fedro y en La República, nos encontramos ante un tópico tripartita de la psique en la cual la tercer alma, la epithumia –situada en el vientre e incluso en el bajo vientre–, es presentada como la sede de las pasiones concupiscentes, llamadas también “espíritus animales”. Estas pasiones deben ser mantenidas bajo control por el nous, el elemento racional, es decir la primer alma –situada en la cabeza. Si tal no es el caso, entonces la segunda alma, el alma intermediaria del thumos, el elemento irascible, el de la cólera –situada en el corazón–, puede caer del lado de la epithumia produciendo con ello grandes desórdenes, tanto en los sujetos como en la polis, porque la cólera se pone entonces al servicio de dichos espíritus animales, en vez de ser utilizada por el nous.

Texto completo:

PDF


© Diecisiete, teoría crítica, psicoanálisis, acontecimiento, 2011 - 2015