El baño de Frida Kahlo

Graciela Iturbide

Resumen


Después de la muerte de Frida Kahlo en 1954, Diego Rivera decidió cerrar dos baños y dejar dentro de ellos, objetos y documentos de la artista. En 2004 se reabrieron las puertas de estos dos espacios. Uno de los baños fue fotografiado por Graciela Iturbide, quien hizo uso de los objetos ahí encontrados –disponiendo de ellos de distintas formas en el espacio– como: unas muletas, un cartel de Stalin, una bata con sangre, entre otros. Las imágenes de la fotógrafa ofrecieron una interpretación artística completamente nueva de Frida, y se convirtieron en una especie de retrato subjetivo de la pintora mexicana, muy alejado de los estereotipos que normalmente se manejan en torno a ella.

Texto completo:

PDF


© Diecisiete, teoría crítica, psicoanálisis, acontecimiento, 2011 - 2015