Expediente

Ilustración política y coronavirus

 

Made in China.

 

Parece que de lo único que hablamos es del número de personas infectadas o muertas, nunca de cuántos se han recuperado.

 

 

El amor vence, siempre.

 

La nueva bomba atómica.

 

 

Los médicos son los verdaderos héroes

 

Los refugiados están huyendo —también— de otro peligro, algo de lo que ahora todos están huyendo, solo que ellos no tienen una casa donde quedarse.

 

El cambio que necesitamos… lucha contra el virus, no contra otros. Necesitamos más médicos, más salud, menos ejércitos, menos armas.

 

Cuando visites a alguien durante Eid al-Fitr, lo llevarás contigo. [Festividad religiosa de la tradición islámica. El Eid Mubarak es un saludo que se utiliza durante la celebración].

 

En el primer aniversario de su revolución, Sudán enfrenta un nuevo desafío.

 

El nuevo Atlas.

 

La lucha continúa. Todas las armas en las que los gobiernos han gastado millones, comprándolas y haciéndolas, no pueden apoyarnos en la pelea contra el virus. En cambio, solo los enfermeros, médicos, científicos y trabajadores mal pagos son quienes nos defienden.

 

Bomba de Covid. Streetart de mi ilustración en Sudán, por la siempre activa @sudanlove

 

#Quedateencasa es la primer arma aprobada contra la Covid19. ¡Úsala!

 

Coronavirus y los dictadores. La lucha contra la pandemia no puede ser usada como pretexto para un ataque global a los derechos humanos y a la democracia, como lamentablemente está sucediendo en muchas partes del mundo.

En Irán, las autoridades están reprimiendo de forma brutal las protestas contra del gobierno.

En Egipto, han extendido arbitrariamente el encarcelamiento del defensor de los derechos humanos, Ezz El-Din, y del estudiante Patrick Zaky.

En Arabia Saudita, el Príncipe Salman Bin Adbulaziz al Saud, quien se encuentra bajo arresto domiciliario de forma injustificada desde el 2018, fue secuestrado y desaparecido a la fuerza por oficiales sauditas. Se desconoce su destino.

En Algeria, Karim Tabbou ha sido condenado sin la presencia de sus abogados.

En Turquía, se confirman las condenas a los manifestantes del Parque Gezi, incluyendo a Osman Kavala.

Y en Tailandia, cualquiera que critique las acciones del gobierno respecto a la Covid-19 o revele escándalos y corrupción en el sector salud, sufre de graves represalias.

La lista, desafortunadamente, continúa.

 

Del cambio climático al coronavirus. Ojalá esto lleve a un planeta nuevo más limpio, y a un nuevo comienzo.

 

https://www.instagram.com/khalidalbaih/

 

*Khalid Albaih es un ilustrador político y productor cultural sudanés, originario de Rumania, actualmente viviendo en Dinamarca. Forma parte de los residentes y refugiados de la Red Internacional de Ciudades Refugio (ICORN, por sus siglas en inglés).

La Bitácora del encierro es un proyecto de la UAM Cuajimalpa