Expediente

Bajo El Tacaná

Dada la importancia de la temática migratoria que tomó a cargo, tenemos el gusto de publicar nuevamente aquí el primer volumen circulado por editorial Diecisiete, originalmente publicado con Ediciones sin nombre, en 2009: Bajo el Tacaná. La otra frontera México/Guatemala, de Isabel Vericat. La investigación-crónica-documental atrajo nuestra atención por la pasión que la animaba, así como por los testimonios devenidos de una herida nacional, tan supurante como casi invisible todavía. Como dice hoy su autora:

 

Casi sin pausa, huyendo de la violencia feminicida y xenofóbica dirigida contra nosotras en la frontera norte, dimos un giro de 180 grados para encaminamos al sur en un país que solo miraba al norte. La pregunta de nuestro viaje-crónica-documental era: ¿de dónde provienen las miles de mujeres desaparecidas y asesinadas en la frontera con Estados Unidos, sin identificar y sin familiares que las busquen por sus nombres? Nuestra hipótesis era que de los desplazamientos forzados en el país, así como de la inmigración centroamericana. Y de la frontera Sur —la Otra, la Desconocida— no conocíamos siquiera el volcán y el río que la demarcan.

Hay que decirlo: nadie se había interesado por nuestro patio trasero, su racismo, machismo y sus mujeres “traídas” del “otro lado” para esclavizarlas en servicios de toda clase, domésticos y sexuales. Solo se hablaba de la existencia de un tren fantasma —la Bestia—, a cuyos vagones se aferraban en marcha jóvenes y hasta niños: las mujeres desaparecían tras el plural masculino englobador, “los migrantes”, según el cual cada quien huía por su cuenta o acompañado de parientes o compatriotas. Hoy el derecho a la fuga sigue siendo el principal motor de la emigración planetaria: la huida de la violencia, la pobreza y la persecución.

El gran vuelco, el prometedor y obligado cambio es la unión de cuerpos y fuerzas: la caravana. Y ahora son oleadas humanas las que parten, cruzan y llegan —o no— a un destino imaginario y real, escalando de sur a norte la frontera vertical en que se ha convertido México, porque más que nunca nuestra frontera norte empieza en la sur, con sus mandatos y prohibiciones.

Los polos se derriten en dolorosos desmoronamientos que acaban con la vida animal y amenazan la humana. El deshielo es el rostro espectacular de un profundo cambio de clima que marca una nueva época. Los muros derribados del siglo pasado se erigen de nuevo para contener las caravanas que por mar y tierra se desplazan en busca de “una vida vivible”.

Bajo el Tacaná