El derecho a la imagen

«Se necesitaron siglos antes de que los ciegos tuvieran derecho a la escritura, luego fue necesario que pasaran dos siglos más entre este momento y el reconocimiento del derecho a la imagen. Me pareció necesario reconocer que estaba ante un gesto que debía considerarse pionero de un cambio considerable: una institución reconocida se atrevía a rebasar las ideas preestablecidas e introducía en la reflexión crítica a todos aquellos que permanecieron durante siglos fuera de los registros universitarios. Para comprender los alcances de este acto hay que pensar en la larga historia que transcurre entre el primer sabio griego que reflexiona en torno al ciego hasta nuestros días. En este mundo dirigido, dominado por la imagen, no es confortable, ni justo, quedar condenado al analfabetismo de la imagen”.

Um instituto que aporta ao português

Máquina produtora de silêncio. Traço da insólita iniciativa de Weil, marca da acolhida da psicanálise pela crítica social em sua interrogação crucial do pensamento ilustrado, símbolo da resistência política à hecatombe totalitária, o 17 é também minha homenagem personalíssima às palavras do amigo. Distante eco de uma luz extinta, esse número é para mim a nominação impossivelmente universal daquilo que cada desterro deixa para trás.

Trompos a la uña

Fotografía de la presentación de 15 baterías, bajo la dirección de Julio Estrada.

Con una creación en vivo de Julio Estrada para 15 bateristas, así celebramos en 2016 los 15 años de 17, Instituto de Estudios Críticos. La improvisación ha sido un tema de creciente interés y ponderación entre nosotros desde hace tiempo. Bajo el título de “Improvisar en tiempos atroces” convocamos un coloquio asimismo en 2016, y en junio de 2019 extendimos un doctorado Honoris causa a Ajay Heble, director fundador en Canadá del Instituto Internacional de Estudios Críticos de la Improvisación. Contra el estigma que suele rodear el término “improvisación” hemos propuesto el uso del latinismo extemporización. Nos interesa la improvisación musical, escénica y literaria. También nos parece crucial atender la realidad de la improvisación allende la esfera artística, en los terrenos político, jurídico y de la gestión (que acaso se entiende mejor como gestación). Extemporizar es responder con gracia a la brecha siempre abierta entre partituras y ejecuciones,  planes y vicisitudes. La valoración de la extemporización conlleva una relación afirmativa con la incertidumbre.